Casa

Hoy es la tercera noche que duermo en mi nueva casa. No es una noche más porque todo lo que tenemos con Juan está en su lugar y además porque Juan no está en la casa.
Es raro encontrarme conmigo mismo desde otro lugar -espacios, tiempos, distancias-, con otros sonidos y silencios; pero es bueno. La casa -prefiero decirle casa antes que departamento- es grande. Hay mucha luz, mucho aire y todo parece nuevo. Creo que me voy encontrando lentamente en ella y me gusta.

La mugre que había la junté yo, la ropa la colgué yo, la comida me la hice yo, la puntita de porro que había me la fumé yo. Y así estoy, un poco ido, un poco lleno de tanta milanesa embebida en aceite, entre tantas cajas con apuntes.

Es probable que mañana lea esto y nada tenga sentido, pero es un riesgo que tomaré. Por lo pronto, me voy a poner el jogging más ancho y roto que tenga, las medias encima del pantalón, un remerón y me voy a dormir un poquito más feliz.

11 comentarios:

Lola Oh dijo...

¡Qué alegría! La sensación de libertad es la mejor de todas.

Disfrutá, que está bien merecido. : )

Montado de un Huevo dijo...

jajajaj q envidia... esta bueno cambiar de casa, esta bueno tener nuevos sonidos y nuevos momentos, esta bueno siempre tener una puntita de porro para fumar tranquilo

Saludos!
El Huevón

Vale dijo...

Felicitaciones. yo también me mudé hace algunos años de provincia a Nuñez. El barrio me encanta. Suerte!

ARPÌA dijo...

Yo el año que viene dejo mi nido y me voy a vivir sola por los estudios..
Es algo ambiguo lo que me hace sentir el hecho de tener tanta libertad. Cada uno tiene sus limites, sus horarios, sus responsabilidades... ¿pero como saber cuando uno esta haciendo las cosas bien? obviamente si no queres aprender de los errores, lo cual a mi me parece frustrante.. pero es casi una obligacion en la vida.
Y como dicen algunos.. casa nueva, vida nueva.
Que la disfrutes!

Wanda Mello dijo...

Felicitaciones, suerte con tu libertad

Cristian Domínguez. dijo...

libertad, aire nuevo, gran cambio. me provocaste ganas de mudarme, pero vivo con mi mamá.

Anónimo dijo...

Que lindo que es sentirse libre... Parte del cambio que te conte, en la ex casa de juan, es la busqueda de libertad. A mi me toca mudarme el año que viene, espero que sea en los primeros peses.
Felicitaciones por el hermoso paso que dieron y espero con ansias comentarios sobre la convivencia de Ulises y Juan.
Abrazo enorme!!!

Pato.

Sofía dijo...

envidia envidia envidia! jaj

satellite heart dijo...

jajaja yo despuès de cuatro años sigo con la remera màs vieja y rota y el jogging mas ancho :')

Cazando Bloggers dijo...

Uhh que bueno esoo. Experiencia única. Saludos,

Pavote dijo...

Para mí tiene sentido. Me gustó mucho.