Horas

En este último tiempo ocurrieron varias cosas afines relacionadas con Juan. Para empezar, su presencia en mi casa es casi moneda común y no porque se la pase metido bajo el techo de mi madre, sino porque es recibido con mucho afecto tanto por ella como por mi hermano. Se lo quiere, se le da su espacio y su presencia logra que me relacione con mi familia de otro modo, manera que hasta ahora no había tenido.
También, y tras algunas visitas sin éxito, encontramos un departamento que nos encanta y en el cual nos estamos mudando en cuestión de horas.

Hoy sería la última noche que duermo en casa. El perro descansa en mi cama; mi vieja escucha Radio 10 en la suya y mi hermano ronca hace rato en su colchón con la tranquilidad de saber que no será padre - porque resulta que hasta hace horas parecía que la novia estaba embarazada-.
El viento que entra por la ventana me es muy familiar, es el típico aire de primavera cargado de aromas de flores que de noche son más expresivas. Voy a extrañar a Olivos, su gente, sus calles, su sensación de vivir en un mundo mejor pero que es igual que otros barrios. Me voy a Núñez, no tan lejos. Me voy con mucha felicidad, con miedo, con expectativas.
Me voy y no quiero volver más, quiero que esta historia comience hoy y dure toda mi vida.

9 comentarios:

¨ce_ dijo...

:3

Pau dijo...

Mucha mucha suerte! :)

SOL dijo...

Que bueno!! mucha suerte!!

Maguila dijo...

invitame a comer una pizza man, nuñez me queda más cerca. O pasen a tomar café por el laburo, o mates en casa. dale, no tenes excusa

~Coraline dijo...

Muchisisisima suerte
me alegro que todo este yendo bien
besotes

Sil dijo...

Van a estar bien, estoy segura. Se respira amor en este blog desde hace un tiempo.

Anónimo dijo...

Los amo, se merecen mutuamente, brindo por ustedes!
Grisel

coNs Oroza dijo...

Que lindo!!

GabriEeElEetOO dijo...

TODA LA MEJOR ENERGIAAA!!! todo va a salir biien :) y a visitar frecuentementee a la mamii