Días contados

Ya pasó un mes de que vivo en esta casa y aún así no hay un día en que sienta que todo es un estreno continuo. Lejos quedaron esos grandes espacios sin uso porque ahora hay una mesa con sillas, un balcón con reposeras y mesa y cortinas cubriendo los grandes ventanales que aislan la mirada inquisidora de algún vecino. La casa está más armada aunque siempre falta algún que otro detalle.

Con Juan estamos bien aunque reconozco que hubo días en que quisimos matarnos y, creo yo, arrojarnos por el balcón o irse de un portazo y desear que el otro fuera víctima de una combustión espontánea. Sinceramente, no sé si todas las convivencias son así al principio, una mezcla de sensaciones de felicidad opacadas por lo que uno no espera del otro; pero sí estoy seguro que estoy encontrando un nuevo camino en mi vida y quizás de a ratos me convierto en la Susanita que nunca fui, aunque por estos lados siempre hablé del amor.

Se acerca el fin del año. Estos meses fueron los mejores de mi vida, sin dudas, donde pude acomodarme en muchos aspectos y comenzar a despegar la cabeza. Es como que los 30 llegaron y no hubo caso, no quedó otra. Estoy empezando a tener todo y por ese mismo motivo, luego de más de 6 años, esta experiencia de blog comienza a contar sus días.

9 comentarios:

Pau dijo...

No te vayas Fran. Ahora que empezás a convivir es cuando empezás a tener mil historias copadas para contar. Se pone re divertida la cosa, posta.

Y si, al menos mi convivencia también tuvo sus oscuros (y todavía los tiene). No te creas que es fácil!

Clementine dijo...

Te leo siempre pero nunca comento, esta vez no puedo evitar decir: no me digas que te vas?!
Por mi parte, espero que recapacites jajaj y sigas ahi compartiendo tus historias y una parte de tu vida.
Un beso!

~Coraline dijo...

no se te ocurra irte (?) ok es decisión tuya pero aunque no comence a leer desde el principio principio el blog me encanto :D
me alegro que todo vaya bien, yo todavia soy chica y no pase por la experiencia pero debe ser algo cargado de adrenalina todo :D como estrenar ropa nueva pero todos, todos los dias jaja (comparacion medio tonta)
besotes

Zoquett dijo...

Me dejás sin blog y lloro, noooooo! Muchos años de leerte, sería una pena :(

JosefinaLaPlata dijo...

Hola, hace bastante que te leo, pero no comento.
La convivencia es dificilisima! nadie te lo dice, pero los primeros tiempos se saltan a la yugular 24/7. Una mierda. Pero hay que pasarla, desp se calma todo. Voy por el 3º año, y no me imagino volviendo a lo de mi viejo, ni entrar al dpto sin mi novio o mi perro (como el tuyo, pero negro): ellos son mi flia.
Tiene sus cosas la convivencia, pero estoy mejor que cuando vivia en lo de mi viejo sin dudas. Y si, siempre falta algo (material o en la relación), por eso siempre dicen que es un trabajo constante creo.
Saludos, y ojalá que no dejes el blog, o que abras uno contando la convivencia!

Anónimo dijo...

Tu blog hace pasar excelentes momentos, sería una pena. Lo que podrías hacer es postear solo un día por semana o ir diciendo las cosas que se te ocurran en el momento que quieras. Pero dejarlo sería como un vacío más adelante...además ya nosotros te recontraqueremos por tantos años de dicha. Abrazo

melquíades dijo...

Dejás el blog y te cago a cuetazos.

Botona dijo...

Yo le compro las balas de José.

Sil dijo...

Pero ¿y todos los que te queremos y vamos a extrañarte?