Pato

A Pato la conocí en la fiesta de su cumpleaños. Nunca habíamos cruzado palabras, nunca la había visto en fotos, nunca nada. Sólo sabía que se llamaba Patricia y que el apellido era el mismo de la ex cantante de La torre. Esa vez, caí como el novio de Juan, en una incipiente relación donde no faltaron los enormes vasos de cerveza y algún que otro porro poderoso que hizo que me enfrente a preguntas de rigor.
Las primeras impresiones no siempre son las ideales o las más precisas, pero a Juan siempre le dije que Pato me había parecido una "nena" divina, sumamente simpática y alguien que me gustaría tener cerca. Quizás un poco de egoísmo, no sabía si ella compartía lo mismo o algún sentimiento similar.
La segunda vez que la vi fue en la previa a una fiesta electrónica. Ella se fue con unos amigos a descollar la noche mientras que Juan y yo recién nos habíamos levantado de una siesta muy tardía. El resultado de ese cruce fue agregarla a Facebook.

Hace poco la crucé por tercera vez en otro cumpleaños. Ella estaba espléndida con su pelo rubio, unos tacos vistosos y unas pilchas que le calzaban ciegamente. La conversación nos encontró sentados en el piso con otro porro encima -pero esta vez yo tomaba agua- y donde tuvimos un momento en el cual el resto de los invitados pasaron a ser decorado, sólo importaba lo que con Pato hablábamos. Me contó que había leído mis blogs, que se había morfado años de mi historia y que decididamente tanta lectura había provocado algún que otro efecto en su vida.

No creo que yo pueda ser trascendental o que pasear entre las huevadas que volqué en espacios virtuales desde los 23 años pueda ayudar a alguien, hacerle replantear ciertas cuestiones o incluso, me cuesta imaginar que alguien pueda quererme un poco simplemente por pasar por acá algunas veces.

Quiero agradecer a Pato y a todos los/as Patos que andan por ahí. Esos que acompañan historias binarias, que esperan con ansiedad nuevas palabras, que pueden sufrir o reírse con lo que a uno le pasa. Quiero decirle a Pato que ella es parte de toda esta novela real, porque es amiga de la persona que amo y porque ella conoce mucho de mí y mucho más va a conocer.

7 comentarios:

~Coraline dijo...

Lo que quizas mejor nos hace sentir es saber que por lo menos a alguien de alguna manera le interesamos y de alguna extraña forma influimos en su vida :D
es muy lindo jaja
besotes

Sabrina dijo...

Hola! te dejo la dirección de mi blog, cuando puedas date una vuelta,

http://sabrina-eremita.blogspot.com/

Un beso grande

Sarah dijo...

Los patos de uno son los jorges de otros..
Es bueno encontrar personas asi y pareciera que esta escrito que las encontremos, como que nadie se puede permitir el no tener a un pato/jorge en su vida..

Me gusto mucho el post, tiene feeling, se hace sentir :)

Zoquett dijo...

Yo adoro leerte desde verdades diarias, y leyéndote y charlando aprendí a quererte, la verdad sos un genio de la vida.
Acuso recibo de haber tenido un cambio a partir de tu blog, ya que fabriqué un nuevo cariño :)

enrojecerse dijo...

Sin esperarlo hay personas que entran en tu vida
así, un dia en facebook, fiesta.. blablabla
es encantador saber que existe gente al otro lado de mundo

Vivi dijo...

Es loquìsima la sensaciòn.
Y cuando te relatan hechos de tu vida personas que recièn conocès es el summun.

BARBIE dijo...

ajajaj no se como llegue. pero sos un genioooooo