Conversaciones con mamá

Durante algunos días estuve dando vueltas por la casa generando conversación por cualquier cosa y esperando el momento oportuno para decirle a mi madre que en diciembre me iba a vivir con quien es mi pareja. Naturalmente no pude plantearlo de una y esa espontaneidad que me caracteriza pasó a ser un discurso un tanto más pensado, en cada palabra y en cada tono.

Una tarde soleada, luego de recorrer Carrefour, nos sentamos a esperar que la gente del lavadero de autos hiciera lo suyo con mi coche, que ya juntaba centímetros de mugre sobre el azul de sus chapones. Me pareció un momento ideal para lanzar la noticia mientras devorábamos bizcochos de grasa. El frío no se sentía y los anteojos de sol me ayudaban a esconder la mirada, sólo necesitaba pensar en las palabras adecuadas y largarme.

Tras cinco intentos fallidos y ya con los labios morados de tanto morderlos, toqué el tema "diciembre". Encaré con lo básico: se nos terminaba el contrato de alquiler donde vivimos ahora y que me parecía que si nos íbamos a ir de casa, ella debía saber que mi idea era irme, intentar la vida de a dos y que todo eso me hacía inmensamente feliz.

Le pareció muy bien.

Yo:
- Y desde ya, me llevó el perro - continué diciendo.
Madre:
- Voy a buscar una Coca Cola - y se metió nuevamente en el mercado.

13 comentarios:

melquíades dijo...

Yo creo firmemente que durante el parto y junto con la peridural las madres reciben una inyección de negación y otra de generación de culpa cuyo efecto les dura toda la vida, ¿no?

Pau dijo...

Típico. Al final, le importa más que se vaya el perro que que te vayas vos. Son todas iguales (?)

juliette dijo...

Uh, el perro.

Sil dijo...

Se refugia en la cafeína y en el azúcar, ESA es una dama.

enrojecerse dijo...

el corazón no debía estar tan tranqilo. lo que debes hacer es decirle que la vas a visitar:)

Juano dijo...

Qué flash! Es decir que en diciembre, no sólo estrenás hogar, sino familia? Vos + tu chico + el perro!? Imagino que debés estar pasando un momento muy feliz. Yo atravieso una situación similar, y la verdad es que nunca estuve tan convencido de apostar todo por el amor. Éxitos!

Montado de un Huevo dijo...

yo creo q al contrario q lo q dijo el segundo comentario se fue para el mercado xq se puso mal, y le dio cosa q la vieras..
Pense q ya le habias dicho (como hace un par d post atras hablaste sobre el tema d q t costaba decirlo)


Saludos!
El Huevón

Ceci dijo...

Los papás saben que antes o después nos hemos de ir...

Revísate algo de el "Síndrome del Nido Vacio", por si acaso... :)

Juliєta dijo...

Por lo menos no dijo que no. Jaja. Saludos y suerte (:

La ladrona de besos dijo...

creo que ya estaba preparada :)

Baarbi dijo...

ya se la venía venir supongo ..
ahora, por que siempre quién se queda con el perro es tema de discusión? conozco muchos de esos.
Pero no conozco ningún matrimonio que cuando se separan se pelean por quién se queda viviendo con los hijos..
No digo que no los haya,
digo que en mi vida, el caso del perro lamentablemente es más normal.
Saludos

Petardo Contreras dijo...

Como te entiendo man
Despues de 10 años de vivir solo, vino mi vieja un mes de visita y se queda en mi casa....
Sin palabras jajaja
Saludos!!

Jeju dijo...

Mi vida, hermoso de mi corazon, me estoy poniendo al dia...
Paré en este post, porque me recordó el día que yo dije que me iba a vivir sola. Como siempre habian sido las reacciones de los viejos, pense: a mi mamá le agarra un ataque de locura, me ata y llora mientras intenta pegarme al grito de "no me queres mas y yo me voy a morir acá", y mi papá se pone a serruchar madera para hacerme muebles mientras me dice "no te preocupes, vivir solo es una pavada, te vas a manejar perfectamente y te va a venir barbaro".
Para mi sorpresa, mi mamá dijo casi antes de que yo terminara mi idea: "joya, te llevas esta heladera y papá me compra una nueva que sea gris como la cocina y el microondas nuevos", y mi papá abrio bastante los ojos, apretó los labios y cuando pudo hablar dijo: "en serio?"

En fin...