Auto amor

En un primer momento todo parecía simple. Mi vieja había accedido a poner lo que faltaba para que con mi hermano compráramos el auto, bajo la rutilante condición de que nos hiciéramos cargo de todo, como correspondía. Quizás, el que no está muy al tanto, como yo, en las cuestiones relacionadas con los gastos que produce un automóvil, puede llegar a pensar que no debe ser algo costoso más allá del uso que se le dé. Error.

Al auto hay que lavarlo bajo el escandaloso sol de enero. Hay que fregarle bien los vidrios, sacarle el jabón y luego de la enguajada, secarlo con trapo para que no quede manchado. O bien llevarlo a un lava-autos que por un promedio de $30, dejan el auto bellísimo y listo para una salida glamorosa.

Hay que cargarlo con accesorios, tales como: franela, plumero (pero no de plumas porque raya), matafuegos, cajita con pañuelitos, alguna fragancia que refresque el ambiente, el estéreo, cola rutera (?). Y no contamos con los detalles de un tuneo moderno.

Un auto no se paga solo. Hay que despachurrar la billetera en seguro, el papeleo de la transferencia y en tramitar cédulas azules. Hay que cargarle nafta -porque mi hermano lo compró a nafta y ahora estamos llorando por cada litro que le ponemos- y, sobre todas las cosas, hay que evitar apretarlo mucho.

A un auto hay que darle amor, pero también se lo tiene que ganar. Me pasa que yo por el momento, lo manejo; no le hablo como al Escort. Le doy el uso que una máquina podría tener. Es como que nos estamos conociendo y aun no nos permitimos hacer chistes.

En fin, como es un Volkswagen (Gol) le puse de nombre Walter. Pero se dice "Valter".

(?)

10 comentarios:

Mar dijo...

Cada vez que mi viejo cambió el auto, yo estaba meta llorar porque ya había una "complicidad" con el anterior, hasta que me acostumbraba al nuevo... ahora hace mil que tiene un Falcon rural, el cual va a cambiar por otro Falcon... se me hizo un nudo en la garganta hasta que me enteré qeu el nuevo auto tiene aire acondicionado... me siento una vendida =P
Lindo nombre!

Pau dijo...

Es como una relación amorosa. Al principio vas de a poco hasta que te enamorás profundamente. Terminas gastando una fortuna en el otro y hablándole como si realmente te escuchara :P

Maguila dijo...

Con aire o sin aire?

La solitaria dijo...

Eso, con o sin aire?

Sil dijo...

¡Hola Walter, encantada! Mi papá tenía un renault 4 amarillo que hacía un ruidito atrás, decíamos que llevaba una gallina en el baúl. Cuando lo vendió lloré como una marrana. Bueno, tenía cuatro años creo, a esa edad todos lloran como marranos por cualquier cosa.

Fran dijo...

Chicos chicos, tiene aire pero esta sin gas. Cobro y se lo pongo porque me voy a morir ahogado.

Marian dijo...

Que buen nombre. El nuestro se llama Frankie, más que nada por la patente. (FNK). Los primeros meses son los peores. Nosotros últimamente lo lavamos con la lluvia y de desodorante usamos un Axe.
Eramos tan pobres...

icHiGo. perO no sOy friKi dijo...

jAJAJA

yo apenas voy a sacar mi permiso y dentro de (espero) año y medio tendre el mio

jiji

solo que este sera igual que su dueña asi que un desastre

jajaja

Indignada dijo...

me parece bien, la relación debe avanzar muy de a poco, no sea cosa de exagerar en confianza y que no sea recíproca.
Yo quiero tener un auto!!! algún día tendré mi Valter.

beso!

Sol dijo...

Que bueno leer tanto amor por "el auto". Te lleva y te trae, te hace el aguante. Hace de telo, de abrigo, te banca las resacas. Mansooo compañero, dirian por mis pagos.
Me encanta como escribis
Besos y regresos